¿Para qué los ofrecemos?

           Para estancias prolongadas por motivos de trabajo. Para temporadas de verano e invierno, bien por meses completos o fines de semana, para veranear y vacaciones como centro de maniobras para conocer esta ciudad templaria y su enorme riqueza monumental, tanto en edificios religioso como civiles y militares.

          La muy noble ciudad de Jerez de los Caballeros – titulo concedido por el emperador Carlos V en 1.525 – está considerada como la segunda ciudad monumental de la baja Extremadura, después de Mérida por sus monumentos romanos y la primera por edificios barrocos.

          Quedará sorprendido por la esbeltez y altura de sus torres, la magnificencia de sus templos y casas solariegas, el sabor de su barrio judío – Barrio del Toledillo – y del barrio de los moros – La Morería – e impresionado con la majestuosidad de su castillo templario, posiblemente el mayor de España, sede del comendador y bayliato y centro con jurisdicción sobre los castillos de Fregenal de la Sierra, Alconchel, Salvatierra de los Barros y Burguillos de Cerro conectados entre sí por señales de espejo y humo, y se sobrecogerá con las leyendas sobre esta fortaleza. Se dice que en las noches de tormentas, entre relámpagos y truenos se oyen los silbidos y voces de los templarios llamando a sus caballos desde la torre sangrienta – reducto de los últimos caballeros y que al caer la tarde choreaba la sangre desde las almenas – para ir a pelear a tierra santa contra los infieles.

Gastronomía: Platos típicos de la cocina extremeña con su variedad de guisos a base de cordero, cabrito, cochinito, caza, fincas, etc…